¿Cómo se protege el cuerpo para evitar las úlceras por presión?

0 Comments

Una de las grandes diferencias que se tiene con respecto a los animales acuáticos es que los terrestres no se encuentran soportados por el medio, esto es el aire, en el que se encuentran.

Por lo tanto, todos los animales con cuerpo blando deben desarrollar mecanismos para asegurar que no se dañen cuando sus tejidos se distorsionan por contacto con lo que les soporte .

A pesar de que este es un requisito esencial para la supervivencia en tierra firme, parece que se ha realizado poca o ninguna investigación para identificar qué mecanismos fisiológicos existen para prevenir el daño por presión.

Sin embargo, es razonable suponer que la distorsión del tejido, cuando ocurre, causa isquemia.

Esto, a su vez, estimula los movimientos protectores para aliviar la distorsión y la actividad circulatoria que tiene como objetivo restablecer la perfusión sanguínea normal en las áreas afectadas.

La mayoría de los movimientos protectores son reflejos.

Sin embargo, si esto no fuera suficiente el sistema nervioso central es estimulado por la incomodidad y, en última instancia, por un dolor intenso.

Esto generalmente asegura que se alivie la presión antes de que se haya producido un daño permanente.

Una vez que se ha restablecido la circulación, se produce una dilatación de los capilares locales y un aumento del flujo sanguíneo, lo que se conoce como hiperemia reactiva.

La hiperemia reactiva restaura rápidamente el oxígeno y el balance de dióxido de carbono y elimina los productos de desecho.

El eritema luego desaparece a medida que los tejidos se restauran a su estado de reposo.

Visita HCMedical

Resultado de imagen para doctor

Además, las personas sanas hacen frecuentes cambios posturales importantes durante el sueño y pequeños ajustes en promedio cada 11.6 minutos ¿lo habías notado.

Además de restaurar los tejidos a su estado de reposo después de un episodio de isquemia, el sistema circulatorio tiene un papel directo en la optimización de la perfusión de los tejidos durante la distorsión.

Fisiopatología

Cuando el ciclo de hiperemia reactiva deja de funcionar adecuadamente, es casi seguro que se desarrollarán úlceras por presión a menos que se tomen medidas preventivas.

Hay tres posibles causas de las úlceras por presión: pérdida de movimiento, falta de hiperemia reactiva y pérdida de sensibilidad.

La creación de una úlcera por presión puede involucrar a uno o una combinación de estos factores.

Inmovilidad

La inmovilidad, en ausencia de factores adicionales, rara vez es la causa principal de las úlceras por presión.

Para causar úlceras por presión independientemente, la inmovilidad tiene que ser profunda (como la que ocurre en la etapa final de una enfermedad.

Incluso pequeños movimientos corporales, como inclinarse hacia adelante o de lado a lado cuando se está sentado, suelen ser suficientes para proporcionar un alivio de presión adecuado.

Los pacientes con yeso mal colocado pueden colocarse en la misma categoría, ya que no pueden alejarse de la presión que causa la distorsión de sus tejidos.

Resultado de imagen para doctor

Los pacientes con inmovilidad profunda pero con sensación intacta rara vez desarrollan úlceras por presión cuando aún se pueden comunicar.

Los pacientes con yesos ortopédicos deben ser alentados a informar cualquier molestia y dolor.

FUENTES: YouTube || HCMedical  || Pacientes y Cuidadores

  


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *