Consejos para ayudar a los ancianos a través de sus exámenes médicos

0 Comments

Salvo a los hipocondríacos, a nadie nos gusta ur al médico y particularmente si te pide que te debes realizarte una biometría hemática para conocer tu estado de salud.

Esto significa que te harán una extracción de sangre para conocer el estado de tus glóbulos rojos, tus glóbulos blancos y las plaquetas.

O bien no es nada cómodo que te pidan una muestra de orina o heces.

Sin embargo, una prueba de laboratorio realizada en una muestra recolectada de tu cuerpo puede brindarle a tu médico información importante que puede ayudarte a mejorar o mantener tu salud y para las personas mayores, conocer su condición de salud es fundamental.

Cómo saber si tienes Diabetes? 6 pruebas de laboratorio | Diabetes ...

Desafortunadamente lo que parece una simple prueba médica para un adulto promedio puede ser significativamente más desafiante para una persona mayor.

Veamos algunas razones para tener especial cuidado cuando una persona mayor requiere un examen médico.

Los ancianos tienen más probabilidades de tener problemas de visión, audición y cognitivos que les dificultan seguir instrucciones o comprender lo que debe suceder para que la muestra se recolecte adecuadamente.

Las personas mayores tienen más problemas con el equilibrio y la movilidad, factores que pueden hacer que algunas muestras sean físicamente más difíciles o más peligrosas de proporcionar.

Incluso una biometría hemática puede ser más difícil porque la piel es más delgada, el tejido subcutáneo es menos resistente y las venas son más frágiles y propensas a desgarrarse cuando se pinchan.

Para una persona con demencia, incluso un breve procedimiento de recolección de muestras puede ser traumático y provocar una reacción catastrófica por parte del paciente.

En este caso, la necesidad de realizar pruebas debe analizarse aún más cuidadosamente.

Pruebas de Laboratorio: análisis y cultivos - canalSALUD

Además de todos los desafíos físicos y emocionales, las limitaciones financieras y los detalles pueden disuadir a una persona mayor a someterse a pruebas.

Lo mejor es que alguien acompañe a una persona mayor al médico y a sus prueba y siempre discuta por qué es necesaria la prueba y cómo afectará la atención continua o alterará el curso de la terapia.

Asegúrate de que cualquier prueba solicitada proporcione la información necesaria para la toma de decisiones clínicas.

Los problemas de transporte son comunes para los ancianos, que pueden no conducir y depender de otra persona para llevarlos a sus citas médicas.

Reducir el estrés en el conductor puede hacer que la experiencia sea más positiva.

Planifica con anticipación si debes ir a un lugar desconocido para una prueba, obtén buenas instrucciones hacia dónde debe conducir y dónde debe caminar, esto ayudará a eliminar el estrés. Averigua si será más fácil para la persona que se somete a la prueba ir a cierta hora. Es posible que también desees consultar sobre las horas ocupadas y planear evitarlas.

Lo mejor es apoyar a una persona mayor más allá de la prueba, esto es, quedarse en casa con la persona para estar al pendiente por si necesita algo o bien por si llega a presentar dificultades después de la prueba.

En una persona mayor, como lo habrás notado, presenta dificultades adicionales una prueba que para nosotros puede ser algo más sencillo y hay que mostrar empatía.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *