Promoviendo el aprendizaje en un aula con un gran número de alumnado

0 Comments

Como profesor he trabajado en diversos colegios en Lindavista, desde públicos y privados en donde una de las diferencias se observa en el número de alumnos por grupo.

En ese caso, las escuelas privadas suelen tener un menor número de alumnos, mientras que en las públicas esto llega en ocasiones a ser un problema para el proceso de aprendizaje.

El hacinamiento escolar es uno de esos problemas en los que los profesores tienen muy poco control sobre la causa, pero deben lidiar con los efectos.

La gestión del aula, la instrucción diferenciada y la retroalimentación oportuna se vuelven más desafiantes a medida que aumenta el número de estudiantes.

La importancia de la Retroalimentación en el proceso de evaluación ...

No debería sorprendernos que las presiones por demasiados estudiantes a menudo se mencionen como una de las principales causas del agotamiento de los profesores.

Entonces, ¿qué deben hacer los profesores cuando se enfrentan a un salón saturado aunado al tiempo y energía para satisfacer todas las necesidades individuales de aprendizaje en el aula?

No existe una solución única para todos, sin embargo, existen estrategias que pueden ayudar a convertir incluso el aula más congestionada en un entorno propicio para el aprendizaje y el crecimiento.

Muchas de las dificultades que enfrentan las aulas con un número grande de alumnos es la logística.

Para ello se deben encontrar formas de optimizar el espacio físico para proporcionar un entorno de trabajo seguro y productivo.

Algunas cosas a considerar al optimizar un espacio superpoblado incluyen:

Profesores, ¿por qué se estresan?

  1. a) Diseños de aula con propósito

Evita colocar herramientas y materiales esenciales en el mismo lugar. En su lugar, extiende artículos de uso común como sacapuntas, contenedores de recolección, mesas de tecnología e implementos para colorear en diferentes rincones de la sala para evitar la congestión de los estudiantes.

Elimina el desorden y elimina materiales innecesarios, especialmente en áreas de alto tráfico.

Considera involucrar a los estudiantes en el proceso de diseño del aula para ayudar a fomentar un sentido de pertenencia.

  1. b) Asientos flexibles

Puede parecer antitético que los profesores puedan mejorar el manejo de su salón de clases al eliminar los asientos asignados y los asientos flexibles en realidad pueden ayudar a aliviar muchos problemas relacionados con el comportamiento y el compromiso.

Permitir a los estudiantes elegir el tipo de configuración que le apoye mejor para estudiar y crear así un ambiente de clase que sea realmente un espacio compartido al servicio del aprendizaje, la colaboración y el compromiso.

Los jóvenes se benefician al poder trabajar en lugares seleccionados por ellos mismos en función de su propia comodidad y necesidades autoevaluadas, en lugar de estar restringidos por una tabla de asientos rígidamente aplicada.

Los estudios han demostrado un  que la instrucción diferenciada debe ser una piedra angular de la pedagogía efectiva.

Idealmente, cada estudiante merece una experiencia educativa que implique cierto grado de personalización.

Esta no es una tarea fácil en la mejor de las circunstancias, pero cuando las listas de la clase es grande, puede parecer una meta increíblemente poco realista.

  1. c) Establecer centros de aprendizaje

Las estaciones de aprendizaje dirigidas por los estudiantes pueden crear oportunidades para grupos pequeños dentro de los límites de un entorno de grupo grande.

Centros de aprendizaje de ciencias | Colegio La Corolla

Cuando el espacio es un problema, el ensamblaje de lecciones basadas en kits facilita que un espacio de aprendizaje se transforme rápidamente de un propósito a otro.

Además, con las estructuras de gestión adecuadas establecidas, los profesores pueden usar el tiempo del centro como una oportunidad para ejecutar sus propias sesiones de instrucción diferenciadas en grupos pequeños.

Dicho lo anterior, los profesores pueden infundir la diferenciación en las aulas de cualquier tamaño diseñando a propósito flujos de trabajo que estén dirigidos por los alumnos, tengan expectativas claras y permitan la autoevaluación.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *